Ya estás en Redes Sociales pero… ¿tienes claros tus objetivos?

 In Redes Sociales

Lo primero que tenemos que tener claro es qué son y para qué sirven las redes socia­les. Aunque parece que la mayoría de negocios lo tienen claro, todavía existen muchas lagunas al respecto. Aunque podamos pensar que es un concepto nuevo, realmente se trata de algo que ha estado presente entre nosotros desde el principio de nuestra humanidad. ¿Cuál es la verdadera esencia de las redes sociales?. La conexión entre personas, ya sea por su parentesco, características, intereses en común, etc. ¿Y qué está pasando?. En la época en la que nos encontramos, con un mundo que gira cada vez más en torno a la tecnología, Inter­net ayuda a multiplicar esas conexiones por diez.

Así pues, tenemos la po­sibilidad de interactuar con las personas, y por lo tanto, con nuestros clientes. ¿Qué implica estar en las redes sociales?. Es una vía más para que las personas contacten con nosotros y también para que nosotros podamos lle­gar a ellas. ¿Esto es algo necesario?. Quizá el primer pensamiento sea que no, pero lo cierto es que el comportamiento de las personas ha cambiado. Con­tactar a través de Internet es cada vez más común, no debemos olvidar que en España ya hay más de 35 millones de usuarios de Internet.

No te obsesiones con el número de seguidores que tienes en redes sociales, son un buen indicativo, pero sin duda no es el más importante. Enfócate en tus objetivos de negocio y una vez que lo tengas claro da el siguiente paso: aprovechar las redes sociales para tus propios intereses. Olvídate de eso de “estar por estar”.

La primera pregunta que debes hacerte es ¿Qué quieres obtener de las redes sociales?. El primer objetivo podría ser el de dar una mejor atención al cliente que te lleve a un mejor funcionamiento de tu ne­gocio. Así fidelizarás a tus clientes y harás que tu público objetivo se interese por ti. Una vez que te conocen, la mejor publicidad es que tus propios usuarios sean los que hablen bien de tu empresa.

De esta forma, harás que sean ellos mismos los que te hagan publicidad, haciendo crecer el número de clientes y también el de personas que acceden, de una u otra forma, a tener información sobre tu empresa. Por tanto, podemos decir que conseguir nuevos clientes es otro de los objetivos, aunque no debemos obsesionarnos con ello. Al principio, si no generamos confianza y vínculos con los usuarios, nunca lo lograremos.

Otro de los objetivos que puedes marcarte es fortalecer tu marca. Para ello, es bueno que te vayas marcando unas metas que se enfocarán hacia el número y ca­lidad de tus seguidores. Estas metas pueden ser, por ejemplo, fijarte un tiempo diario o semanal para atender a tus clientes de forma óptima. Leer comentarios, opiniones, y responder a las dudas que puedan surgir, te dará un feedback rápido sin tener que hacer grandes inversiones. Solamente tendrás que dedicar un corto espacio de tiempo al día.

Definir los KPIs en función de los objetivos

Una vez que hayas definido tus objetivos, llegó el momento de transformarlos en KPIs o (indicadores clave de rendimiento) que deberás ir revisando y completando mes a mes para conocer su evolución y saber si realmente se están cumpliendo tus objetivos.

Los KPIs te ayudarán a saber cómo están evolucionando tus acciones en redes sociales y evaluar lo que estás haciendo bien y mal a lo largo del tiempo.

¿Qué puedes medir a través de los KPIs?:

Indicadores cuantitativos:

  • Número de seguidores en cada red social.
  • Porcentaje de engagement (de qué forma interactúan tus seguidores).
  • Número de “me gustas” en cada red social.
  • Número de comentarios en cada red social.
  • Número de veces que comparten tus publicaciones en cada red social.
  • Número de visitas a la web procedentes de redes sociales.
  • Porcentaje de visitas procedentes de redes sociales que compran en la web.
  • Etc.

Indicadores cualitativos:

  • Análisis de los comentarios y opiniones de los usuarios en redes sociales, web y blog, foros y comunidades.
  • Análisis de los seguidores en redes sociales (cómo son, en qué franjas de sexo y edad se encuentran, cuáles son sus intereses, etc).
  • Análisis de nuevos contactos (cómo son, a qué se dedican, cómo interactúan).
  • Etc.

Una de las mayores ventajas que nos ofrecen las redes sociales es aprender de nuestros usuarios. Sin tener que gastar grandes cantidades de dinero puedes escuchar lo que tus clientes están comunicando, por lo que aprenderás de ellos, los comprenderás mejor y con ello podrás mejorar tu negocio. Así pues, ese debe ser uno de tus objetivos principales.

Las redes sociales te dan la posibilidad de tener un feedback continuo y recíproco que debes analizar. Ya no es necesario que preguntes a tus clientes qué les ha parecido el servicio a través de cuestionarios, lo expresan de forma abierta y espontá­nea. Además, los demás usuarios lo están viendo, y también pueden ser clientes o potenciales. Imagínate el mundo de posibilidades que se abre ante ti. Tienes información de primera mano sobre tus productos o ser­vicios, a la que puedes responder directamente o también preguntar para comprender su opinión.

¿Cuál es tu visión al respecto?. ¿Te has planteado de forma clara para qué quieres estar en redes sociales?

Recommended Posts

Leave a Comment